Ritual de muerte

Acaba de pasar Día de muertos y en UNIREM tuvimos varias actividades para
festejar este día. Recientemente, y más después de Coco, se ha popularizado la idea de
que los mexicanos tenemos una relación particular con la muerte, de
celebración y gozo. Sin embargo, eso no es nada raro ni extraño si lo
comparamos con los rituales funerarios más insólitos del mundo. Para conocer
más de ellos, te presentamos ahora los cinco rituales más locos del mundo.

Entierro en el cielo

Imagina el Himalaya, la cadena montañosa más alta del mundo. Ahí no hay manera
de incinerar un cuerpo, porque no hay suficiente oxígeno, y no hay tierra
donde enterrar a los muertos. ¿Qué hacer?
¡Sencillo, se los damos de comer a los buitres! ¿Por qué no?

Los monjes tibetanos preparan a los muertos para facilitar el consumo de los
buitres, quienes son considerados "daikinis" o "ángeles que danzan entre las
nubes". Lo cual significa que el alma reencarnará y el cuerpo regresará a la cadena alimenticia
para continuar el ciclo de la vida y la muerte.

03

¡Yom, yom!

Así es, una tribu del amazonas llamada Yanomami practica el endocanibalismo,
es decir, el canibalismo entre los propios miembros de su familia. Cuando uno
de ellos fallece el resto realiza un rito funerario para comerse el cuerpo y
con eso, según ellos, fortalecer el vínculo vital y espiritual con él.

02

Y va de nuevo

Para el pueblo malgache, en Madagascar, el ritual funerario sigue y sigue, y
cada siete años los familiares desentierran al fallecido, colocan sus restos en
una sábana blanca y, literal, lo sacan a pasear en una procesión que incluye
regalos para el difunto: comida, bebida e incluso fotografías.
Este ritual culmina cuando el cuerpo queda totalmente desintegrado, pero eso
puede durar décadas.

04

Pues me corto un ... dedo

¡Es verdad!, los miembros de la etnia Dani, en Nueva Guinea, demuestran el
dolor del luto amputándose dedos (parcialmente, sólo algunas falanges) y con
ellos hacer un collar para sus muertos. Y, aunque el gobierno ha prohibido ya
esta práctica, aún es común encontrar gente con esas mutilaciones.

05

No andaba muerto

En Indonesia, la etnia Toraja considera que un cadáver aún no es sinónimo de
fallecimiento, por lo que a la persona se le considera aún enferma; por ello,
se conserva en casa durante meses hasta que se le considera fallecido, y
entonces se pasea por toda la localidad antes de concluir con su entierro.

06
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s